Comida Típica de Cáceres

Otra de las curiosidades de Cáceres, es que fue elegida el pasado 17 de octubre Capital Española de la Gastronomía 2015. Por esa razón voy a presentar alguna de la comida típica y productos de la zona.

Principalmente, la bebida para acompañar a estos platos es el vino de pitarra o tinaja de barro. Muchas familias extremeñas los elaboran de forma artesanal en sus casas, con pocos o ningún añadido químico.

Los entrantes

Los aperitivos más conocidos son la patatera, embutido hecho con grasa de cerdo ibérico y patatas en forma de puré. La pringue extremeña o manteca colorá, que es un paté casero de hígado de cerdo (sobrasada). Sus quesos más famosos hechos con leche cruda de oveja, cuajo vegetal y sal, y el jamón ibérico.

Plato principal

Los platos principales más populares de la zona pueden ser el zorongollo, el cual es una ensalada de pimientos asados, tomate y ajo. Y las migas extremeñas, que consiste en pan remojado con agua y sofrito con ajo, chorizo y tocino. El pestorejo, que consiste en careta de cerdo a la brasa, y el cochifrito, unos tajos de carne de cerdo a medio cocer que luego se fríen con diversas especias.

Postre

Y de postre Perrunillas, repápalos o bollos de chicharrones.

Curiosidades de Cáceres

Alguna de las curiosidades de Cáceres es que en esta ciudad podemos encontrar edificios de la Edad Media, este hecho hace que pasear por sus calles sea como retroceder en el tiempo o estar en la época medieval.

Es un escenario idóneo para dejarse llevar por sus leyendas. Una de estas es la que habla de la doncella embrujada y la conquista definitiva de Cáceres. El mito popular dice que fue San Jorge y su ejército quien conquistó la ciudad derrotando a las tropas moras, aunque hay varias versiones de esta leyenda.

las leyendas de la princesa mora mansaborá

La princesa mora Mansaborá, hija del señor de la ciudad, se enamoró de un capitán cristiano. Los dos enamorados  intentaban verse sin que nadie se enterase a escondidas para no desvelar el secreto de su amor. Mientras la situación de guerra empeoraba, el rey aumentó la vigilancia y protección de su hija y el capitán tenía que estar  luchando, lo que hacía que los enamorados no pudieran verse.. Sin embargo, un día, el capitán cristiano citó a la princesa en las afueras de la ciudad al caer la noche. La princesa haciendo caso de su corazón, sin tener en cuenta las consecuencias, fue en busca de su amado.

La ciudad cayó en manos del ejército cristiano.  El rey mandó llamar a su hija, quien confesó que había dado las llaves de un pasadizo al hombre que amaba. El rey, enfadado, echó una maldición a la princesa y la convirtió a su hija y a sus sirvientas en una gallina de oro y en polluelos, respectivamente. Obligándolas a vagar por las calles día y noche. Hay algunos que dicen que la han visto durante la noche de San Juan o San Jorge, cuando recupera su forma humana y corretea llorando por las calles de Cáceres.

Otra versión cuenta que el rey encerró a su hija en el aljibe de la Casa de las Veletas para que agonizara lentamente mientras se ahogaba en sus aguas. y de la misma forma que en la leyenda anterior, hay gente que afirma que en la noche de San Juan se escuchan los gritos  y los lamentos de una mujer, que provienen de las cámaras del aljibe.